Raúl Molina, exviceministro de gobernanza territorial, cuestiona el poco liderazgo del primer ministro Pedro Angulo en la crisis.

El ex viceministro de gobernanza territorial le pidió a la presidenta Dina Boluarte que no puede haber diálogo sin haber establecido responsabilidades por las más de 50 muertes durante las protestas.

Una nueva baja se ha dado hoy dentro del Gobierno de Dina Boluarte en medio de la crisis política. Raúl Molina presentó su carta de renuncia a la jefatura del gabinete técnico de la presidencia de la República. Ocupaba el cargo desde el 22 de diciembre del año pasado.

En su misiva de despedida, con fecha 1 de febrero, el exviceministro de Gobernanza Territorial le señaló a la mandataria que si el Ejecutivo quiere priorizar el diálogo para aplacar las duras protestas, pues debería comenzar con ofrecer gestos políticos que permitan recuperar la confianza de la población.

Un gesto político -al que Molina hace referencia- pasaría por establecer a los responsables de las más de 50 muertes registradas por el enfrentamiento entre los protestantes, las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional en casi dos meses.

“Trate de poner mi mejor esfuerzo para contribuir al reencuentro entre peruanos, pero no parezco ser el asesor principal que usted quiere. Siendo así, he concluido que desde fuera del Gobierno puedo hacer más por las reformas que el país requiere impostergablemente. Por tanto, por medio de la presente, presento mi renuncia al cargo de jefe de Gabinete Técnico de la Presidencia de la República que usted me confió”, indicó.

Carta de renuncia de Raúl Molina.Carta de renuncia de Raúl Molina.

En la parte final, Molina le invoca a Boluarte Zegarra que escuche a la gente que pide cambios y brinde una respuesta como jefa de Estado, más que como jefa de gobierno.

Estrategia fallida

Hay que recordar que Infobae conversó con Raúl Molina antes de que ingrese al Gobierno.

“La herramienta principal tiene que ver con diálogo, detención de algunos personajes que ya están identificados y lo último tiene que ver con la comunicación”, dijo a nuestro medio el 16 de diciembre del año pasado cuando las protestas sociales contra la presidenta Boluarte recién aparecían.

“La respuesta del Estado deben ser dos planos. Uno, los instrumentos del imperio de la ley como el Estado de Emergencia para que las fuerzas del orden retomen el control. Y el otro plano es que no se está respondiendo con diálogo y comunicación social a los departamentos que creen que se le dio un golpe de Estado a Castillo”, mencionó.

Molina nos mencionó en esa ocasión que “debe existir un mecanismo de diálogo potente yendo a los departamentos”. “El diálogo no es que yo llego y ya. El diálogo se trabaja y prepara. Identificar interlocutores, que podrían ser liderazgos pequeños y locales, pero debemos usarlo al igual que gobernadores regionales salientes y entrantes, obispos, comisionados de la Defensoría del Pueblo para que los ministros sepan con quién pueden hablar. Eso no se está trabajando”, acotó.

Un manifestante antigubernamental y policías antidisturbios se enfrentan durante una movilización en Lima, Perú, el jueves 19 de enero de 2023. (AP Foto/Martin Mejia)Un manifestante antigubernamental y policías antidisturbios se enfrentan durante una movilización en Lima, Perú, el jueves 19 de enero de 2023. (AP Foto/Martin Mejia)

El exviceministro también cuestionó que se haya designado a Pedro Angulo como premier en los primeros días de las protestas ciudadanas.

“No ha mostrado el perfil de premier que se necesita para la situación actual. Debe ser un premier convocante, dispuesto y tener un buen manejo de comunicación para moverse rápido. Y detrás un viceministro de Gobernanza Territorial que le ayude en el asunto porque no lo va solucionar todo. La gente no va aceptar a un viceministro, sino un ministro para sentarse a dialogar”, opinó.

SEGUIR LEYENDO:

×

Hola

Para contactarte con nuestros asesores pulsa el chat de WhatsApp o envía un email  [email protected]

× Â¿Cómo puedo ayudarte?