El 28 de julio tendremos la Luna nueva en el signo de Leo, al encontrarse la Luna y el Sol en Leo nos llevarán a buscar un centro de atención y a poner las cuestiones personales como foco principal.

Con esta Luna nueva se inaugura la conjunción de Marte, Urano y Nodo Norte en Tauro, marcando el punto de inicio de grandes temáticas que se desarrollarán varios meses, sobre todo entorno al mes de octubre.

Ciertamente esta atmósfera es muy compleja, pues a todo esto debemos considerar las energías de la Luna llena en Capricornio (revisa el artículo en la zona de publicaciones).

Este novilunio en Leo se sentirá como si hubiera llegado el momento de estrenar algo para lo que nos hemos preparado mucho y que a la hora de hacerlo tuviéramos una emergencia que nos hiciera cambiar el rumbo drásticamente, al son de Urano.

Sucederán momentos que ocasionarán disrupciones para lo que tendremos que actuar de manera urgente y colectivamente. Sorpresivo, disruptivo y urgente, así se describe a este clima astral.

Es fundamental colocar nuestra atención en las enseñanzas que otorgan estas experiencias que estamos viviendo y aquellas que se suscitarán en esta coyuntura, esto hará que no volvamos a más de lo mismo y tengamos más cuidado en nuestras elecciones, usando nuestras capacidades y talentos.

No se trata de intimidarnos, se trata de despertar.  Estamos viendo en el mundo, como la atmósfera se sobrecalienta y claramente se tensiona cada vez más, esa energía va a tener que salir por algún lado.

Algunas personas sentirán más intensa esta atmósfera, sobre todo aquellas que tengan mucha energía fija en la carta, en cada persona se manifiesta de forma particular este clima astral, sin embargo, en lo colectivo se puede manifestar y visualizar mejor.

Se recomienda tener la mente abierta y despierta, seguir adelante en nuestros proyectos, sin olvidarnos de disfrutar y aprender del teatro de la vida. 

Leo es el signo que rige el Sol, el signo del amarillo luminoso, el signo que atrae miradas; su otra cara indica que Leo suele ser un tanto narcisista, por tanto en este clima astral esperaríamos recibir constantes mandatos o manifestaciones de cómo deberíamos ser y cómo se esperaría que nos expresáramos.

Brilla, si brilla pero con moderación, sé tu mism@ pero no demasiado, exprésate pero cuidado con el drama, vive pero cuídate de tomar reservas; todo esto nos dice el cielo.

Para comprender a Leo es necesario disfrutar, ser espontáneos, disfrutando los instantes irrepetibles como cuando éramos niñ@s; pongámosle a nuestra vida identidad, disfrute, creatividad, brillo, color, corazón.

En las redes sociales nos muestran personas que parecen estar viviendo sus vidas de forma fascinante, en el fondo, con frecuencia podemos observar que existen necesidades no satisfechas y vacíos, seres que requieren sanar. Sé tu mism@, se feliz auténticamente.

El 28 de julio el Sol y la Luna celebran la vitalidad y la experiencia, uniéndose en el grado 5° de Leo, como en todos los novilunios, toca mirar hacia adentro, reconociendo cuáles son las necesidades insatisfechas que tenemos relacionadas con Leo. Asimismo, como en todas las lunas nuevas podemos dar inicio a algo más que veremos desarrollarse en los siguientes seis meses.

Preguntémonos si estamos creando la vida que queremos, si nos expresamos como somos, qué es lo que no nos hemos permitido expresar, qué cualidades queremos que sobresalgan en nosotros.

Júpiter está haciendo un trígono a las luminarias; Júpiter entró en Aries el 10 de mayo y horas más tarde de este novilunio Júpiter entra retrógrado en el grado 8° de Aries, el primer signo, de modo que, con esta lunación podemos ir a lo más íntimo y a lo pequeño, sin embargo, la presencia de Júpiter nos indica que no nos vamos a conformar con poco.

Con esta retrogradación de Júpiter, es posible que estemos valorando o integrando todo eso que nos ha venido motivando desde el 10 de mayo hasta ahora para actuar, decidir o iniciar algo más o menos atrevido o arriesgado.

Podríamos vernos inclinad@s a observar si nos reconocemos o no en lo que estamos haciendo, lo que hemos hecho o lo que nos disponemos a hacer, o si tenemos confianza en nosotros y el futuro. Esta tendencia energética podría estar revoloteando hasta el 28 de octubre, cuando Júpiter retrógrado deje Aries para regresar a Piscis; podríamos esperar que para el 20 de diciembre, cuando Júpiter regrese a Aries, ya tendremos las cosas mucho más centradas.

Los aspectos que dibujan Mercurio en Leo, Saturno en Acuario y los planetas reunidos en Tauro, nos moviliza a reflexionar sobre quién soy, qué valoro y qué circunstancias estoy construyendo para mi futuro; nos permitiremos tomar lo que nos rodea como un punto de inicio y lo proyectamos a futuro.

Con Marte y Urano unidos, lo más probable es que más de una persona cambie de dirección la ruta de su vida, rompiendo con dinámicas estables o más o menos seguras, podremos visualizar algunas decisiones de aparente locura o genialidad.

Urano genera tensiones, es cambio, descentralización, alternativa, descontrol, caos, disrupción; cuando Marte viene a sumar, la tensión se incrementa y actúa como un catalizador.

Libertad !!!  es el grito de esta lunación, arriesgado, vibrante y de mucho vértigo, de cambios bruscos y disrupciones locas y geniales, pero siempre es necesario poner conciencia para mantenernos abiert@s, evitar tomar decisiones por emoción y juzgar sin perder el juicio.

Seamos caut@s sobre todo con temas de dinero y trabajo, con Júpiter en trígono a las luminarias, corremos el peligro de sobreconfiar en el desarrollo más óptimo de las cosas y no vemos límite, es momento de prevenir; es interesante ver el rol que juega Venus en Cáncer, pues hace séxtil a Tauro y cuadratura a Júpiter.

Es posible que ahora expresemos de forma muy convincente y vehemente nuestro deseo de cambio y podrían ofrecernos apoyo.

La conjunción de Marte, Urano y el Nodo Norte es única en nuestra historia de vida, no tenemos referencia de un evento astrológico así en este signo, esta unión se va a dar el grado 18° de Tauro, es por ello que tendríamos que observar nuestra carta astral, ubicando los grados 12 y 24 de los signos fijos, porque si tenemos algún planeta o alguna cúspide en esa zona, lo que representa en nuestra vida podría experimentar un punto de inflexión.

Las personas que tienen un Ascendente o el Medio Cielo en alguno de los signos fijos (Tauro, Leo, Escorpio y Acuario) esta triple conjunción se hará notar, no siempre se manifestará como un deseo de abrirnos caminos, sino que también como circunstancias externas o eventos externos que podrían dejarnos sin palabras o desencadenar cambios vertiginosos.

La tecnología y la innovación, el abastecimiento de bienes y alimentos, el suministro energético, la economía, la crisis climática y las noticias de impacto, prometen estar más alteradas e inestables a partir de estos días, pudiendo acelerarse o limitarse.

En el mes de julio hemos observado y sentido como se va formando la nebulosa, para el 31 de julio y el 1 de agosto, por la perfección de la triple conjunción, estaremos en el ojo del huracán, la envergadura será sobredimensionada por el efecto del Nodo Norte, dejando atrás comportamientos y personas erráticas.

Podrían suscitarse eventos que vengan a cambiarlo todo o podríamos esperar múltiples asuntos que dividen la atención de las energías, se observa un descontrol muy tensionante, que podría llevarnos a sentirnos incómod@s, nervios@s y estresad@s.No deberíamos caer en estos sentimientos y emociones, pues debemos ser conscientes que todo forma parte del proceso evolutivo, tanto personal como colectivo.

Te servirá trabajar en tu respiración con meditación, hacer ejercicio, dormir bien, estar en contacto con la naturaleza, beber agua y sobre todo orar. Estaremos muy excéntricos y creativos.

Cambios de liderazgos y cabezas, locura colectiva, polarizaciones extremas de opinión, innovaciones sorprendentes que sacudan el contexto, emergencias de la naturaleza y el clima o abastecimiento, es lo que podría darse en estos tiempo con el disruptivo Urano.

Siguiendo con la tónica de estos días, durante agosto ya podríamos decir que la tormenta de excentricidades, rarezas, sorpresas, disrupciones, hallazgos y luces va bajando, pero sus efectos aún tardarán en verse completamente, son procesos que se extenderán dos años, hasta la mitad del 2024.

En octubre, Saturno y Urano harán una cuadratura casi exacta, cuando ambos planetas estén en el grado 18° de Acuario y Tauro respectivamente, es decir, que el grado 18° de los signos fijos va a ser activado una vez más entorno a octubre, será zona muy cambiante.

Feliz Luna Nueva, Felices Fiestas Patrias Perú !!!  ðŸ’ŸðŸ‡µðŸ‡ª   

Mila Jauregui Jauregui

www.aceresastral.com 

SIGUE LEYENDO:

×

Hola

Para contactarte con nuestros asesores pulsa el chat de WhatsApp o envía un email  prensa@noticiasskynet.com

× Â¿Cómo puedo ayudarte?