Alguna vez has sentido que las cosas no te salen como lo planeaste, te sentiste frustrad@ o atascad@ sin poder desbloquear tu camino, seguramente te preguntaste el por qué te sucedía eso si tienes todas las condiciones para lograr tus metas.

Los seres humanos nacimos con karmas, dharmas y en el ínterin de nuestra vida actual se van generando diferentes procesos que dependerán de nosotr@s si se convierten en karma o en dharma y si los aceptamos trabajando en ello para lograr avanzar en el camino evolutivo.

Es muy común ver a gente que no acepta a sus padres, generalmente esto se debe al dolor que le pudo haber causado algunas actitudes y comportamientos de sus progenitores en una edad temprana, afectando a su niñ@ interior y en la actualidad a su capacidad de desarrollarse y lograr sus objetivos.

Es importante tener en cuenta que los padres, en su mayoría, hacen lo que pueden en su rol de paternidad y maternidad, esa información no vino con ellos, no se la enseñaron y debemos considerar que nuestros padres también tienen un niñ@ interior que probablemente no han mirado, por lo tanto, aún significa dolor y falta de conciencia, todo llega en su tiempo perfecto.

Si llevamos esto al plano astrológico podemos considerar que todos nacimos con aspectos positivos y negativo, debiendo ser nuestra principal meta hacernos cargo de los aspectos negativos transformándolos, sanando y aceptando con amor esta realidad transmutable, haciéndonos merecedores de las bendiciones divinas y tomar los aspectos positivos para lograr esa transformación.

Dicho esto, no podemos pretender que nuestros padres no se equivoquen, ellos también están en el proceso, también es probable que tuvieran una niñez difícil y en algún momento de su vida, cuando tomen conciencia, van a lograr dejar de ser víctimas de víctimas.

Cuando vemos que algo en nuestra vida no funciona es porque no hemos hecho el proceso de comprensión con nuestros padres, no hemos mirado, no hemos tomado conciencia, inevitablemente esto se ve reflejado en la relación que tenemos con nuestros hijos, en dificultades económicas, en la forma de afrontar la vida.

En constelaciones familiares nos damos cuenta como esa filiación que nosotros creamos desde nuestros conceptos mentales con nuestros padres comienzan a bloquear procesos en nuestras vidas, la relación con nuestro padre tiene mucho que ver con nuestra economía, el merecimiento y los recursos; con respecto a la relación con nuestra madre tiene que ver con el manejo de las relaciones, con las parejas, con los hijos, con el jefe, con los colegas, etc..

Cuando no hemos comprendido el proceso con nuestros padres entonces todavía nos falta para sanarnos a nosotros mismos, podría resultar impresionante pero todo, absolutamente todo tiene que ver con la manera en que nos relacionamos y aceptamos a nuestros padres.  Nosotros somos 50% energía genética de papá y 50% energía genética de mamá.

Cuando nosotros rechazamos a la figura materna o paterna, estamos rechazando la vida, estamos rechazando el haber llegado a este planeta; la primera oportunidad que nosotros tenemos para aprender es con nuestros padres.

El orden de las personas con las que nosotros empezamos a aprender y comprender la vida son con los papás, con la pareja y con los hijos, en la medida en que nosotros no nos supimos relacionar con nuestros padres, que no los aceptamos, que no los comprendimos, aún si la experiencia con ellos resultó ser muy dolorosa, es importante preguntarse ¿hasta cuándo seguiré sufriendo por eso? esta pregunta es fundamental hacérnosla y tomar acción sobre este sentimiento y lo logramos cuando tu resignificas la relación con tus padres y cuando te das cuenta que esa historia que te vienes contando es pasada y subjetiva, no es tu presente y no te hace bien.

En la actualidad solo puede existir en tu mente el presente, el pasado ya no está, solo podemos volver al pasado a sanar a tu niñ@ interior, entonces pregúntate  Â¿ qué hay en tu mente? verás que podría haber un niño o niña resentid@ que todavía no ha hecho el proceso de sanación para comprender qué era lo que necesitaba aprender, qué es lo que te dieron la oportunidad de aprender tus padres.

Existen dos formas de aprender, una es por flujo armónico y la otra por contraste, por flujo armónico se trata de una relación linda, con padres cariñosos que dentro de lo que ellos sabían y lo que en ese momento te podían ofrecer, te dieron una vida tranquila, pacífica, llena de cariño, amor y acompañamiento en todas tus etapas; por otro lado, el aprendizaje por contraste son con papás que en este proceso evolutivo del planeta son bastantes, fueron no muy cariñosos ni amorosos, padres ausentes de una u otra manera, es por ello que luego sientes abandono que si tomas conciencia puede ser llenado con comprensión, dándote cuenta que tus padres hayan estado o no para ti, hicieron lo mejor que tenían con la formación que en ese momento te podían ofrecer acorde a su proceso evolutivo, a su papel en este mundo como parte de tu proceso evolutivo a modo de enseñanza.

Es importante comprender que el Padre es nuestro creador, el reproductor o reproductora (presente o ausente, ya sea por abandono o porque partieron a otro plano) es quien plantó su semilla para que te formes materialmente y el papá o mamá es quien te acompaña en el proceso de tu crecimiento, de tu evolución y de tu aprendizaje en la vida, sin importar como lo hicieron, solo te dieron lo que pudieron, con los recursos económicos, morales, sociales, con la información que tenían.

Lo más importante es que tomes conciencia de lo que tu necesitabas aprender de tus padres y lo que aún no has aprendido o lo que ya aprendiste; lo que te falta por aprender es lo que realmente necesitamos comprender, literalmente nuestros padres son una bendición y una oportunidad para nuestra evolución y crecimiento en todas sus formas. 

La mayoría de seres humanos solo agradecen por lo bonito y claro que es bueno agradecer, sin embargo lo realmente milagroso es agradecer por todo el aprendizaje recibido, incluyendo por los procesos que percibimos dolorosos o desagradables porque nos ayudan en este proceso de aprendizaje, como dice Alejandro Jodowroski: «tu decides, eres el que decide si utilizas tu pasado como sofá y dices gracias yo no pude o no puedo o lo utilizas como trampolín».

Nos damos cuenta de que empezamos a liberarnos y sanar, cuando tenemos la capacidad, la resiliencia para sostener nuestra vida, para hacernos cargo de ella, cuando asumo que yo vine a aprender, cuando vemos más allá de lo que parece en un comportamiento, que cada situación que tengo en mi vida es necesaria para aprender en esta escuela de la vida que nos enseña a despertar conciencia y cumplir nuestro propósito de vida.

Cuando venimos a esta escuela, cuando nacemos traemos tres cosas fundamentales entre muchas, estas son: un cuaderno que es nuestra mente, nuestros 7 cuerpos (mira el artículo  Â«Técnica efectiva para liberar emociones y sentimientos negativos») y un niño interior que es el amor que habita en nosotros con todas sus experiencias positivas y negativas. Es cierto que la vida es una maestra que hasta que no aprendes la lección no te la deja de repetir, cada vez que no aprendes, las próximas experiencias se vuelven cada vez más dolorosas.

Recordemos que cuando no dedicamos tiempo a sanar, aceptar y tomar conciencia, se presentan espejos, maestros de vida desde la oscuridad que nos muestran un reflejo de nosotros mismos que nos desagrada y debemos tomar atención para poder trabajar sobre eso que no nos gusta, pues atraemos eso mismo a nuestras vidas.

Ponernos en una posición de «víctima» no es la solución sino que nos pone en una situación indefensa y sin posibilidades, lo ideal e inteligente es mirar nuestras debilidades y trabajar en ellas para transformarlas en fortalezas y convertirnos en maestros de lo que ya hemos vivido, ayudar a los demás con la experiencia de vida sobre lo aprendido.

El pasado no se puede cambiar pero si se puede resignificar, comenzar a ver lo bueno de todo, llegará el momento en que lo que antes significaba dolor ahora será enseñanza y te sentirás feliz y en paz porque es un peldaño más que subiste en esta escuela, escuela a la que podemos empezar a ver con otros ojos de amor, comprensión y conciencia.

Te invito a resignificar tu historia y a elegir aceptar a tus padres como son, a mirarlos con ojos de amor y comprensión, entender que ellos también tienen su historia que quizá aún llevan dolor y traumas en su niñ@ interior; tu eres el único o única que puede elegir, que puede transmutar tu energía, tienes el control, puedes mejorar tu sistema de creencias, eres el único o única que puede resignificar tu historia, nadie más lo puede hacer por ti y por mucho que te digan lo que te digan, si no lo haces tu vida se va a ver visiblemente afectada y bloqueada por todos o algunos de los 5 indicadores que nos hacen felices que son la salud, las relaciones, la capacidad de generar dinero, la adaptación y la paz interior.

Pongámosle amor a todo lo que somos y hacemos, dando gracias al creador entendiendo que todo es perfecto para nuestro bienestar y evolución, todo es parte del plan de nuestra alma.

CONSTELANDO: CARTA A MIS PADRES

Honro a quienes me dieron la VIDA… Mis Padres

Darles un lugar en el libro de la historia de mi vida
Son mi primer vínculo con mi existencia y soy la mejor prueba del amor entre ellos
Tomo el 50% de mi Padre y el 50% de mi Madre desde mi conciencia y con el Alma continúo con la Vida, te recibo Madre … Gracias padres por la Vida
No puedo ser mejor que ustedes padres, sería arrogante decir que lo soy, mi vida fluye desde ustedes y solo a través de ustedes la recibo.. es el DON SUPREMO, ustedes pueden cargar con sus responsabilidades, emociones y sentimientos, incluidos el dolor, la rabia y el miedo, yo simplemente me coloco en el lugar de hij@ y no me puedo hacer responsable de lo que decidieron hacer con las suyas, se que hicieron conmigo lo mejor que sabían hacer
No los quiero cambiar porque estaría rompiendo la ley de la VIDA y me llevaría al fracaso
Vivo mi presente y lo asumo tal y cual es, los amo tal y cual son
“Gracias Papá, Gracias Mamá, lo que me dieron fue suficiente, de aquí en adelante yo me hago cargo, haré algo bueno con mi vida”, están dentro de mi y aprendo a cuidar de mi, de ustedes tomo al precio que les costó
La vida compensa la humildad y castiga la soberbia, avanzo mi camino sin juicios ni reclamos
Gracias a ustedes estoy aquí, son los grandes y yo la pequeña … me dan y yo tomo… Mamá mírame con bien si lo hago diferente a ti, asiento a mi destino
Me inclino ante ustedes, DOY la honra…

Mila Jauregui Jauregui

www.aceresastral.com  

SIGUE LEYENDO:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.