La gran mayoría de las personas creen que las cartas natales (astrales, numerología, transgeneracional, etc.) son formas de arte adivinatorio u oráculos. Nada más alejado de la realidad. Hoy quiero hablarte de la verdadera función e importancia de las cartas natales y por qué considerar hacerse una al menos una vez en la vida puede ser un gran aporte para tu proceso personal, sanar y concretar tus objetivos profesionales, materiales y espirituales.

El uso original

Antiguamente y hoy en algunos lugares del mundo como India, China y otros, las cartas natales no eran más que herramientas para ayudar al desarrollo de las personas desde el momento de su nacimiento.

En general las cartas natales, tal como el eneagrama, la numerología, las astrologías védicas, occidentales y tibetanas buscan la compresión de la tendencia predominante en una persona. Como un test de personalidad que viniera impreso en los astros al momento de nuestro nacimiento, en nuestra configuración energética y en nuestros números.

Un test que podría dar luces a nuestra compatibilidad con nuestros padres, a nuestros intereses, a aquellas cosas que nos permiten desarrollarnos con mayor rapidez o mayor lentitud. Un mapa de las más grandes dificultades y dones con los que cada persona se encuentra armada/o a lo largo de su vida.

Imagina esto, tu hijo, tu hija tiene un mapa escondido que dice lo que más le cuesta, que herramientas tiene para sobrepasar las dificultades y que cosas puedes hacer tú como su madre/padre para orientarlo sin violentar su naturaleza. ¿Te gustaría tener una acceso a ese mapa? Se que todo padre/madre que creyera en esa posibilidad no se lo pensaría dos veces.

Todo esta relacionado

¿Cómo es posible que los números y los astros, por más bonitas y elaboradas que sean, puedan darnos alguna información sobre nosotros?

En los casos de las cartas numerológicas, astrológicas o de eneagrama, lo que hay es esencialmente una definición de configuración energética, me refiero a la tendencia que tenemos todos los seres humanos a distribuir nuestra energía, expresándose en la forma de nuestro cuerpo  (somos macizos, atléticos o desgarbados), nuestra personalidad (tímidos, extrovertidos, concentrados, expansivos, etc.), nuestra conducta, nuestras debilidades, nuestros temores. Todas estas cosas a pesar de lo que diga la gente, son clarísimas incluso en nuestros primeros meses de vida.

Las cartas natales en cualquiera de sus formas son un apoyo impresionante para contrarrestar las dificultades que pueda enfrentar un niño o una manera de darle fuerza a sus herramientas intrínsecas. Pensar que todos los niños pueden ser tratados iguales, o que con todos va a funcionar lo mismo es una ilusión que las personas con más de un hijo aclaran con mucha facilidad.

Considera darte luces con estas herramientas. Y reflexionar sobre aquellas cosas que siempre han estado ahí y que quizás has tenido que esforzarte mucho por clarificar.

La lectura (correcta) de una carta astral nos puede ayudar a conocernos a nosotros mismos descubriendo aspectos y capacidades que nos eran desconocidos. También nos ayuda a comprender conductas o formas de ser de nosotros mismos que hasta ahora no habíamos caído en la cuenta que teníamos o simplemente no habíamos sido capaces de interpretar. Con ello podemos potenciar capacidades innatas que hasta ahora no controlábamos o sacábamos partido.

¿Pero qué tiene que ver la posición de los planetas conmigo?

Esta es una pregunta que se hace mucha gente y que la astrología trata de responder, pues estudia la relación entre los astros y los acontecimientos en la vida. La astrología se basa en que ambas cosas están interrelacionadas.

¿Pero realmente eso es posible?

Está comprobado desde la más remota antigüedad que se pueden pronosticar acontecimientos sociales, políticos y económicos tras una buena lectura de una carta astral. Desde los egipcios a los mayas, desde los chinos a los mesopotámicos, todos han mirado al cielo para leer su pasado, presente y futuro ¿casualidad? Por supuesto que no, obvio. Hay quien le ha sacado relación con la teoría de cuerdas.

¿En qué se diferencia una carta astral de una carta natal?

Una carta astral se puede trazar desde cualquier momento y lugar, pero la carta natal es la que se calcula en el momento y lugar en el que naciste. Es única y personal para cada persona y solo las pueden realizar auténticos profesionales. Yo siempre recomiendo para hacer la carta astral a Ceres Astróloga por ser una astróloga profesional calificada, de plena confianza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×

Hola

Para contactarte con nuestros asesores pulsa el chat de WhatsApp o envía un email  prensa@noticiasskynet.com

× Â¿Cómo puedo ayudarte?